La Fabulosa Casablanca

A lo largo de más de cien años, estos españoles convivieron en equilibrio social singular formado por tres comunidades muy diferenciadas: la musulmana, la europea y la hebrea. También vivieron la transición entre dos conceptos antagónicos del orden mundial, la colonización y el proceso de independencia de un país.  Con el tiempo fueron asimilando todas estas influencias hasta adquirir una identidad absolutamente “sui generis” que los convirtió en españoles de Casablanca. Fueron testigos y parte vital de una historia apasionante, vertiginosa, exótica y vivieron un momento histórico crucial de la historia de Marruecos.

VER FICHA TÉCNICA